Ir al contenido principal

Comer y Cenar en Munich

Hola, en este ocasión OpoNovio  os cuenta sobre algunos de los restaurantes que visitamos durante nuestro viaje a Múnich el pasado mes de junio. Os dejo con él.


En el post de hoy os proponemos irnos de nuevo de viaje gastronómico internacional, en esta ocasión a la preciosa ciudad alemana de Munich, capital de la región de  Baviera. Os contamos a continuación los restaurantes que visitamos:


1. Mariannenhof: para comer el primer día nos decantamos por esta cervecería-restaurante de comida local, situada cerca del centro, pero ya fuera del meollo (a unos 15 minutos andando de Marienplatz hacia el este, cerca ya del río Isar). La localizamos a través de Tripadvisor. Como el día lo permitía, decidimos comer en la terraza que tienen en la acera. No estaba en una calle con mucho tránsito, así que estaba tranquila. Pedimos para compartir una “currywurst” (salchicha con curry) acompañada con patatas gajo fritas (espectaculares, casi más que la salchicha con la salsa, que también estaba muy buena), cerdo a la brasa con patatas (riquísimo, en especial las tiras de piel churruscadas  J), y un coulant con helado. Lo acompañamos con un par de cervezas Helles propia de la región, cafés… todo por 20€ por persona. Si le añadimos la simpatía de la camarera que nos atendió, no pudimos acertar mejor en nuestra primera toma de contacto con la gastronomía de Munich.




2. Gorreshof: para la cena del primer día decimos repetir de nuevo con cocina local, visto el éxito en la comida. En este caso, nos alejamos de nuevo un poco del centro, en esta ocasión hacia el oeste, cerca de Josephsplatz, guiados de nuevo por Tripadvisor. La terraza estaba llena así que nos quedamos en el interior, todo decorado en madera y velas, y con un ambiente de restaurante tradicional alemán. Al estar más alejados del centro tuvimos algo de dificultad con los camareros ya que sólo uno se manejaba un poco en inglés... y no mucho, pero bueno, al final la buena voluntad siempre ayuda. Pedimos una ensalada con encurtidos y embutidos típicos, medallones de cerdo con salsa de boletus acompañados con verduras y patatas, y “apfelstrudel” (tarta de manzana caliente) con helado y macedonia de fruta. Todo muy rico. El precio: 27€ cada uno, incluyendo un par de copas de vino (local, por cierto), cerveza y cafés.





3. Fisch-Witte: aprovechando la visita al mercado gourmet Viktualienmarkt (en pleno centro, pegado a Marienplatz), decidimos comer algo rápido en uno de los puestos, al aire libre. Este en particular era un puesto especializado en pescados y vinos blancos y espumosos. Aparte de los platos vimos que servían muchos bocadillos así que decidimos probar el de salmón, y completarlo con un plato de pasta con gambas, ambos muy ricos. Para comer el segundo te daban un babero de papel. El precio, 21€ por persona.





4. La Vecchia Masseria: la cena del último día, ya por salir un poco de la comida más local, decidimos probar en este italiano fuera ya del centro, al oeste, al sur de Karlsplatz, recomendado por nuestra siempre útil guía Lonely Planet. Nos sentamos en la terraza, muy acogedora, dentro de un patío grande con jardín, y pedimos una pizza de trufa y una ensalada de pollo, ambas abundantes y ricas. El servicio ciertamente un poco “seco” y “frío” por parte de los camareros que nos atendieron (italianos, por cierto), y un poco lento, lo que nos desmotivó para pedir postre y cafés. El precio bastante ajustado: 16€ por persona, incluyendo las bebidas.



Y con esto acabamos nuestra intrusión en la gastronomía por tierras bávaras. Esperamos que os haya gustado acompañarnos en este periplo

 

 

Comentarios

  1. Woww esos tallarines q pinta tienen
    Www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Siempre vienen bien estas reseñas para posibles viajes futuros!!
    Un beso Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, viajar es lo segundo mejo del mundo después de leer.

      Cris;)

      Eliminar
  3. Hola,
    Me han sorprendido los precios. Ma parecen muy asequibles. Pensé que era mucho más caro comer en Munich. Apunto los restaurantes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, desde luego que para mí, la gastronomía alemana es desconocida. Leer sobre ella en este post me ha dado mucha curiosidad para investigar un poco más.
    Besos
    Amanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate con alguna receta, seguro que te sale genial.

      Un beso

      Cris

      Eliminar
  5. Que lindo conocer el mundo y tus vivencias, saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
  6. No soy muy fan de la comida alemana oponovio ha hecho que me entre apetito esta vez 😋

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchas gracias por el post! Me apunto tus recomendaciones por si en un futuro visito Munich. Un abrazo.
    Celeste

    ResponderEliminar
  8. ¡Me encantó Múnich! La próxima vez tenéis que ir durante el Oktoberfest. Me apunto tus recomendaciones para la próxima visita. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…