Ir al contenido principal

El día que necesitaba reírme

¡Cuánto tiempo sin poder aparecer por el blog! Lo cierto es que es difícil a veces llegar a todo lo que una quiere y, sin remedio, se van dejando cosas atrás. Pero ya me apetecía volver a contar cositas nuevas y este domingo lluvioso y frío ha resultado ser el momento perfecto.

Hace unos días pensaba en las cosas que me hacen bien, en esos momentos y actividades que me insuflan un soplo de aire fresco para continuar con la rutina con ilusión y motivación. Y sin lugar a dudas, una de esas cosas es  el pasar momentos agradables y distendidos con personas que me aporten.

Hace ya algunas semanas andaba yo “apagando fuegos” y sin ser capaz de llegar a todo por más que lo intentara (nada nuevo bajo el Sol). Llegué tarde al  Restaurante El Aliño     (C/ Rafael Calvo, 40)  y no precisamente relajada, pero decidí que ninguna obligación pendiente iba a enturbiarme una magnífica comida con tres mujeres  estupendas con las que compartí, además de un delicioso arroz  de mar con pescado y marisco y albóndigas de merluza y sepia en salsa verde, muchas risas. Y benditas risas esas que me sentaron cual momento spa físico y mental.




El restaurante me sorprendió por su precio, ya que es una zona en la que me hubiera esperado precios mucho más elevados.Cuentan con un menú por 17,90€ que incluye primero, segundo y postres con ocho opciones para cada plato  y del que también se puede disfrutar en horario de cena y los sábados.. Además si vais de mi parte y preferís comer o cenar de carta os realizarán un 20% de descuentos. ¿A que es genial?.



Además es un restaurante de comida clásica en el que enontraréis opciones para todos los gustos sin importar edades ni estilos. 


A mí me queda pendiente ir a desayunar porque por 2,80€ (vuelve a ser económico para la zona) tienes varias opciones de desayuno, como tostada, bizcocho, churros... acompañados con su café correspondiente.

Os deseo una semanita llena de delicias y buen rollo.


Comentarios

  1. Buenísima tu recomendación, un restaurante de cocina tradicional

    ResponderEliminar
  2. Hola! he conocido por casualidad tu blog navegando por internet. Soy un opositor a TAC de 28 años, aunque en septiembre cumpliré 29. Llevo 9 meses con la oposición y de cara a la inminente convocatoria (en la que, siendo realista, tengo entre 0 y 1% de hacer algo decente) me están surgiendo muchísimas dudas y miedos. Tú sigues con esto de la oposición? Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Sí, lo dejé y volví pero no a TAC. El miedo y las dudas son normales, la cuestión es sobreponerse a ellos y pensar en dar lo mejor de uno mismo.
      Mucho ánimo.

      Un abrazo
      Cris

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…