Ir al contenido principal

No te hagas ni caso

En ocasiones podemos llegar a ser nuestros peores enimig@s. En esos momentos en que no sabemos muy bien hacia dónde encaminar nuestro pasos y empezamos a culparnos por todo lo habido y por haber. Esos momentos en los que nos culpabilizamos por todo mal ajeno y propio.

En mayor o menos medida creo que tod@s tenemos esos ratitos de drama queen .Yo puede que incluso esté a punto de obtener una mención de honor. No sé, a veces creo que motivos no me faltan para al segundo pensar que soy una exagerá y que me quejo de vicio.


Esta tarde ha sido una de esas tardes en que he pasado por mil estados de ánimo  en la que he tomado doscientos millones de decisiones ficticias, que no tengo ninguna intención de llevar a término.

Si de algo puedo jactarme, es de que me conozco  bastante bien. Y es que algo bueno tenía que tener llevar por cabeza una lavadora que no para de dar vueltas y vueltas a un montón de ideas (chorras, la mayoría).
Y de ese conocerme bien, sé que el pánico pasa, pero que mientras dura hay que ponerse a salvo. 

Por ser un poco más concreta (ay, esa parte práctica), así suelo atajarlo yo:

1. No me hago ni caso. Mientras mi cabeza me envía mensajes alarmistas, exagerados y contradictorios; la parte cuerda que queda de mí en esos momentos le dice a la loca de la casa:" venga que sí, que te entiendo" pero para sus adentros está pensando:" ésta mañana ni se acuerda de semejantes chorradas"

2.Actividad. La verdad es que cuando entro en pánico me suele ir muy bien ponerme a hacer cosas, actividades que impliquen cierto movimiento: limpiar, doblar ropa...Aunque también es verdad que cuando me canso de darle al melón me quedo entre relajada y cansada, pero con bastante paz interior. 

3. No comunicarme. Para no fastidiarla demasiado, intento no comunicar mis paranoias momentáneas con nadie. Tampoco me quiero quedar sin amig@s.

4. Comunicarme sinceramente. Si decido compartir mi desazón siempre advierto, antes de soltar la chorrada máxima , el estado de enajenación mental transitoria en el que me encuentro.

5. Sacar conclusiones. Pasada la tormenta, intento sacar conclusiones constructivas.Pueden ir desde que necesito descansar más hasta que necesito resolver algún conflicto interior. Porque tal vez exagere a veces las cosas, pero algo hay que me descontrola.


Contadme cómo lo atajáis vosotr@s



Comentarios

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…

Comer y Cenar en París

Bienvenidos de nuevo a nuestro periplo gastronómico por la ciudad de la luz. Para completar los sitios del anterior post:
1.- Artisan de la Truffe: seguramente el sitio que más nos gustó de todo el viaje. Lo teníamos reservado ya desde España. Se trata de una cadena de restaurantes cuya carta por completo gira en torno a la trufa (hasta el pan, el aceite y los saleros tenían trufa), por lo que a los que nos encanta su sabor es un lugar ciertamente atractivo. Aparte de París, tienen restaurantes repartidos por todo el mundo: Alemania, Catar, Japón, Hong Kong… Cuentan además con una pequeña boutique dentro del local donde venden tanto trufa de diferentes variedades de toda Europa, como productos que la contienen. El restaurante, ubicado cerca de Montmatre, es muy acogedor y el servicio por parte de los camareros muy bueno: muy atentos, y explicando y asesorando continuamente. Pedimos para compartir pizza de trufa (muy rica), huevos con trufa (riquísimos) y atún con trufa (también muy ric…