Ir al contenido principal

Necesito días así

Hola chic@s , ya está llegando el día libre y parece que también ha llegado el otoño ( por fin). 

En el post de hoy quiero hablaros de tres tipos de días que necesito de vez en cuando;  bien para coger fuerza, bien para desconectar o bien para organizar algunas cuestiones o parcelas de mi vida que, finalmente, terminan por afectar también al estudio.

Voy a ello:

1. Días Perezosos: No soy muy fan de la no actividad, pero de vez en cuando necesito muchísimo no hacer nada durante un día entero. Pero nada de nada: ni de estudio, ni de tareas domésticas, ni de ocio. Son días en los que comemos "de tupper" o pedimos algo, en los que leo a la hora que me apetece y el tiempo que me apetece, en los que , incluso, duermo una siesta.
Estos días también me piden no arreglarme en absoluto ni maquillarme, solo la rutina diaria de limpieza e hidratación.
Otra cosa que me suele apetecer mucho en esos días es salir a dar un pequelo paseo por la zona con un calzado muy cómodo y permitirme algún pequeño capricho dulce.
Tampoco puede faltar ver alguna peli o serie bien acomodada en el sofá.
He de reconocer que pocas veces me doy estos lujos, pero que de vez en cuando sienta de lujo tener un "lazy day".





2.Cansarme de otra manera. No sé si a vosot@s os ocurrirá, pero algo que he venido notando desde que empecé a opositar es que ahora me canso mucho más que antes de estar fuera de casa.No sé si me explico bien: pero creo que al pasar muchas horas en casa, cuando cambio esa rutina y, aunque lo que haga duera de casa no sea cansado en absoluto, me agota. Creo que influye muchísimo el hecho de que nos relacionamos con pocas personas en nuestro día a día y por eso, cuando sociabilizamos, nos cuesta un esfuerzo extra.
A pesar de esto, a veces "se me cae la casa encima" y necesito un día de estar por ahí de la mañana a la noche haciendo mil planes.



3.Marujeo/Cuidados Personales. No es demasiado infrecuente que llegue un momento en que la casa se me ha ido un poquito de las manos.Creo que es normal, si tenemos en cuenta que vivo en dos lugares diferente, con lo cual la organización y logística es más complicada.
Al margen de esa cuestión personal, es humano priorizar en el estudio y dejar un poquito de lado las tareas domésticas y el cuidado de un@ mism@.
Lo que ocurre es que tras un tiempo haciendo lo básico en esos dos campos, llegamos a una situación complicada: los azulejos del baño necesitan un repaso, los cristales son casi opacos ya, nuestro pelo pide un corte a gritos...
Cuando pasa esto y siento que la situación me desborda, uso esta solución: me tomo un día libre de estudio y me dedico a limpiar todo aquello que no puedo hacer en un día normal. Además, me reservo algunas horas para mí y pido cita en la peluquería, esteticien o me hago los tratamientos que necesito en casa.No sabéis qué bien sienta tras dejar la casa "como los chorros del oro" darse unos mimitos. 
Y si ha tocado limpieza a fondo de la cocina, esa noche la cena viene de fuera. ¿Qué mejor manera de terminar un día así que cenando sushi? 




Comentarios

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más. Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan  engorroso,  pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. E

Ideas regalos de Navidad

Como casi cada año me apetece compartir con vosotros algunas ideas de regalos para esta Navidad; ya que aunque muchos estaréis aprovechando el puente para hacer vuestras compras navideñas, sé que muchos otros sois más rezagados y necesitáis un empujoncito en forma de ideas para completar esta tarea. Vamos a ello. 1.  Regala Madrid :  Mis amigos de Microplán Madrid  nos ofrecen estas Navidades vales regalo para obsequiar a nuestros familiares y amigos con alguna de sus fantásticas rutas por la capital. Son rutas súper especiales, diferentes a todo lo demás que podáis encontrar en el mercado. Y, además, no están únicamente orientadas al turista que viene a visitar Madrid por unos días (que también, pero no solo); sino que son un estupendo plan para todos aquellos que día tras día pateamos las calles de Madrid, pero que no nos detenemos a fijarnos en los detalles ni en los secretos que esconden sus calles y edificios. Dicen que regalar experiencias es mucho más satisfactorio que reg

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados. Vamos a ello: 1. Yoga.  Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en a