Ir al contenido principal

Miércoles, 15 de Abril, 2020

Antes de empezar con el diario de hoy, os dejo el enlace a las dos entradas anteriores sobre el mismo:Lunes, 13 de Abril... y Diario de un confinamiento.

Y muchas gracias por la tan buena acogida que están teniendo estos artículos.

Miércoles, 15 de abril, 2020. 33º día de confinamiento

Madrid, 05:50 de la mañana.
Acabo de leer que ayer hubo 567 fallecidos. DEP. No quiero ni pensar en cuánto dolor representa esa cifra.
Yo le temo más a las pérdidas que a mi propia muerte. Tal vez sea egoísta y no quiera sufrir. Sufre el que se queda.

Me estoy acostumbrado a esta rutina. Supongo que será porque mi cerebro sabe que en algún momento terminará.

Estoy volviendo a leer más, es decir; durante más tiempo seguido. Tengo que ir pensando en lo siguiente que me apetece. Quizás algo de algún clásico ruso.

Ayer hablé con una amiga que lo está pasando muy mal por causas ajenas a esta situación. Pero la situación tampoco ayuda, claro está. Y es que esto es como una guerra: nos afecta a todos, en mayor o menor medida, y en todas las facetas de nuestra vida.
Sentí mucha impotencia porque mi amiga está lejos físicamente y solo le pude ofrecer mi amor y palabras de consuelo a través del hilo telefónico. 
Es una amiga de verdad, de las que se alegran y se entristecen contigo. Iba a escribir que qué buena suerte tengo con mis amigos. Pero no se trata de suerte: de unos 5 o 6 años para acá me he convertido en alguien muy selectivo con mis amistades. Me entra casi la risa cuando me recuerdo a mí misma tratando de hacer buenas migas con personas con las que no había ningún tipo de feeling.

Escritora Diario


Llueve. Me gusta el sonido de la lluvia en los cristales, me relaja. Y siempre me hace recordar ese poema de  Antonio Machado (repiquetea la lluvia tras los cristales). Es más recuerdo, como si fuera ahora mismo, cuando me enseñaron ese poema en el colegio, hace ya 30 y pocos años. Me recuerdo a mí misma sentada en un pupitre junto a la venta y mirando a través de ella mientras la profesora o algún alumno recitaba la poesía.
Creo que llovía, pero puede que eso ya sea un adorno de mi imaginación.

No entrené ayer. Podría excusarme en el miedo a lesionarme por el tirón que tuve. Pero no lo voy a hacer. La realidad es que decidí dedicar la tarde a una tarea que llevaba postergando algún tiempo y, cuando la terminé (aunque no quedé totalmente satisfecha con el resultado), preferí relajarme leyendo. Y es que cómo nos gusta el autoengaño a los humanos, con el daño que nos hace. Pero, claro, es tan cómodo a corto plazo.

06:19. Voy a leer mientras me tomo un café y luego me visto para entrenar.

Comentarios

  1. Dices grandes verdades

    ResponderEliminar
  2. En esencia, salvando las diferencias es lo que nos ocurre a todos amiga. Aún a veces siento que me voy a despertar y que todo ha sido una pesadilla, pero tristemente no lo es. Ojalá acabe pronto y podamos retomar nuestras vidas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…

Ideas regalos de Navidad

Como casi cada año me apetece compartir con vosotros algunas ideas de regalos para esta Navidad; ya que aunque muchos estaréis aprovechando el puente para hacer vuestras compras navideñas, sé que muchos otros sois más rezagados y necesitáis un empujoncito en forma de ideas para completar esta tarea.
Vamos a ello.
1. Regala Madrid: Mis amigos de Microplán Madrid nos ofrecen estas Navidades vales regalo para obsequiar a nuestros familiares y amigos con alguna de sus fantásticas rutas por la capital. Son rutas súper especiales, diferentes a todo lo demás que podáis encontrar en el mercado. Y, además, no están únicamente orientadas al turista que viene a visitar Madrid por unos días (que también, pero no solo); sino que son un estupendo plan para todos aquellos que día tras día pateamos las calles de Madrid, pero que no nos detenemos a fijarnos en los detalles ni en los secretos que esconden sus calles y edificios. Dicen que regalar experiencias es mucho más satisfactorio que regalar algo …