Ir al contenido principal

Los mejores restaurantes de Madrid 2019 (Primera Parte)

Este año llego más tarde de lo habitual a mí ya tradicional artículo sobre los mejores restaurantes de cada año. Pero no he querido dejar pasar esta nueva oportunidad de compartir con vosotros mis favoritos del año. Y es que me hace mucha ilusión recordar los buenos momentos vividos en cada uno de ellos.
Son muchos este año; así que he decidido dividirlo en tres  post para que se os haga más ameno.

En este primero y en el segundo me voy a centrar en los restaurantes de Madrid y en el siguiente lo voy a hacer en otro de fuera de la capital, tanto de otros lugares de España como del mundo.

1. Latasia. Casa de comidas (Paseo de la Castellana, 115 -Metro Cuzco-). En este luminoso y coqueto restaurante, los hermanos Hernández llevan hasta su máxima expresión de sabor, color y matices la fusión entre la cocina Singapur, Perú y España. He tenido la suerte de visitar este templo gastronómico en dos ocasiones durante el año 2019 y confieso que he tenido que contenerme para no ir más; ya que en mis dos visitas  he disfrutado tantísimo que me apetecía volver. Y eso que no soy mucho de repetir lugares.
Os podría recomendar muchos de los platos que allí preparan y sirven con tanto esmero, pero es que no me ha defraudado ninguno. Así que simplemente os recomiendo que vayáis y os dejéis llevar, os prometo que disfrutaréis mucho del viaje.
EL ticket medio en las dos ocasiones ha rondado los 50 Euros.







2. Sa Brisa (Avd/ de Menéndez Pelayo, 15 -Metro Ibiza-). Reconozco que esta fue una cena muy especial. Y es que se trataba nada más y nada menos que de agasajar a mi querido y único hermano para celebrar mi nuevo trabajo como funcionaria interina. Este autodenominado gastrobar es un referente de la comida de las Islas Baleares en la capital. Y sin dejar atrás su esencia balear, te sorprende y emociona con cada plato.Fui con los deberes hechos y apostamos a caballo ganador: tabla de quesos, selección de croquetas, perrito, ramen de wagyu  con huevo de codorniz y torrija. Todo ello acompañado de un vino D.O. Mallorca elaborado a base de variedad Syrah y Manto negro llamado Gallinas y Focas.
Puedo afirmar sin lugar a ninguna duda que todos los platos dieron la talla con creces: deliciosos y especiales los quesos; cremosas, divertidas y muy originalmente presentadas las croquetas; muy especial el perrito y absolutamente potente el ramen.
El local también me resultó muy agradable y con un ambiente muy íntimo, de los  que invitan a una buena conversación.
El vino nos pareció super especial y mereció la pena hasta el último céntimo de los 40 Euros que pagamos por él.
El ticket medio en este caso fue de 60 Euros.







3. Kirei by Kabuki (C/ San Agustín, 3 - Metro Banco de España o Antón Martín-). Justo enfrente del Congreso de los Diputados y dentro del Hotel Double Tree by Hilton se encuentra uno de los hermanos pequeños y más gamberros de Kabuki. Con propuestas algo más al estilo Street food japonés, pero sin dejar de  mimar cada uno de los detalles, te dan servida y en bandeja una experiencia gastronómica de las que siempre quedarán grabadas en tu memoria.
Nosotros optamos por los dos menús degustación. En realidad los comensales de una mesa tienen que elegir el mismo menú, pero como nosotros queríamos compartir los dos menús, pues nos dieron la posibilidad de hacerlo.
Os dejo por aquí la fotos con la composición y precio de ambos menús:



Os aseguro que si decidís invertir en esta experiencia, os va a llevar a otro nivel de sabores, texturas y combinaciones.




El local es muy sobrio y minimalista, como podéis ver en la foto, con un toque de izakaya  japonesa. Y es que aquí lo importante está en los platos y no en el entorno. Me parece una buena forma de neutralizar lo ajeno a la comida para focalizarse en la experiencia.

3. All Right (C/ Pedro Rico,  41- Metro Herrera Oria-). Un viernes cualquiera fui con unos familiares y amigos a comer. Era una comida de esas en que buscas por zona, ya que de por sí la reserva iba a ser tardía por las obligaciones varias de los comensales. Y la verdad es que acertamos de pleno con este famoso restaurante de comida americana,  pero al que yo no había ido nunca antes. Si tuviera que destacar algunos de los platos que más me gustaron estos fueron las costillas con salsa barbacoa al Jack Daniels y la tarta de zanahoria. Los demás platos no es que no dieras la talla, ni mucho menos, pero es que estos dos me parecieron absolutamente exquisitos y muy generosos en sus cantidades.
El ticket medio fue de unos 27 Euros.





4. Bump Green (C/ Velázquez, 11- Metro Retiro-). Allá por el mes de abril fuimos a conocer este restaurante al que podríamos encuadrar dentro de la corriente de los llamados restaurantes healthy.Tiene opciones para todos los gustos (veganos, vegetarianos, intolerantes al glúten y a la lactosa). Lo primero que destacaría de él es lo especial de su atmósfera: relajada, íntima y preciosista. No es solo que el local esté decorado con un gusto excelente, bajo mi punto de vista, es que han sabido recrear una atmósfera que invita al binestar.
Pues bien, una vez acomodados pudimos disfrutar de varios manjares, entro los que destacaría: la ensaladilla fría/caliente de pescado azul  y su gofre de calabaza con helado de vainilla al bourbon.
El ticket medio fue de poca más de 20 Euros como podéis observar en la penúltima foto, ya que éramos tres comensales.









5. Propaganda 12 (C/ Libertad, 12- Metro Gran Vía-). Hay una tendencia muy generalizada a creer que en las zonas muy céntricas y turísticas de Madrid no se come bien. Pues con esta vinoteca súper especial yo vengo a desmentir dicha creencia. Allí he tomado la tabla de quesos italianos más deliciosa que recuerdo. Además la variedad y originalidad de su bodega es tan amplia que nunca te aburrirías de probar. El local también tienen muchísimo encanto con un rollo entre clásico y desvencijado cuqui  que te hará súper agradable la visita.
Me ha chivado otros foodies  que su brunch merece mucho la pena; así que ya tengo planazo para cualquier finde de este 2020.
El ticket medio fue de unos 30 Euros tomando la mencionada tabla de quesos, foie , carrilleras y una botella de vino.






6. Pizza Napoli. Y la piza no podía faltar en este recopilatorio; ya que las pizzas gourmet de este restaurante, con varias ubicaciones en la capital (pinchar en el enlace para ver) han sido las que más me han deleitado durante el año pasado. Me las descubrió un amigo un día que fuimos a cenar a su casa. Y la verdad es que ya siempre que pido una pizza lo hago a este lugar. Y es que está claro que una simple pizza puede ser un espectáculo cuando se cuidan los ingredientes y la elaboración. Y si además la compartes con un buen grupo de amigos, la felicidad está servida.




¡Feliz Año Nuevo a todos! Mis mejores sabores y olores para este 2020 que acaba de comenzar. Nos vemos en el siguiente post.

Comentarios

  1. Muy buen post. A ver si te animas a compartir recomendaciones de series o pelis que hayas visto ultimamente

    nos interesa!

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de libros que hayas leido y de como te organizas

      Eliminar
    2. Lo tengo en mente, pero no estoy tan productiva con el Blog como en otros tiempos. Pero lo tendré en cuenta.

      Gracias por leerme.

      Un beso

      Cris

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…