Ir al contenido principal

Así me organizo trabajando y opositando

Aparezco de nuevo por aquí con un post de organización; ya que  llevo casi un mes trabajando como funcionaria interina y creo que me encuentro más o menos en situación de contar cómo me estoy organizando para estudiar ahora que tengo mucho menos tiempo.

Tal vez lo más apropiado sería contar primero cómo es el proceso en el plano más técnico y práctico de la interinidad y también mis motivos personales para aceptar dicha interinidad. Pero faltando un mes y una semana para los exámenes de la AGE, creo que es os puede ser mucho más útil este. Aunque no descarto escribir en un futuro el otro.

Pues vamos al lío:

1. La semana empieza el domingo:  Los domingos son el día de organización por excelencia para mí. Básicamente suelo emplear la mitad del día a organizar la ropa y las comidas para toda la semana. En cuanto a lo primero, hago una lista en mi bullet journal (pero lo podéis hacer en la agenda o cualquier cuaderno) con la ropa que me voy a poner durante toda la semana y, además, compruebo que está limpia y planchada. Con esto consigo dos cosas: no volver a pensar más en ropa en toda la semana e ir mejor vestida que si lo decidiera con prisas al levantarme.
Con respecto a lo segundo, elaboro un menú semanal que confecciono casi en su totalidad el mismo domingo. Pero desde hace una semana y faltando tan poco para el examen, decidí liberarme de esta tarea y encargar ese menú semanal a una empresa que prepara tuppers caseros y te los trae a domicilio que se llama QUE COCINE PETER. La experiencia hasta ahora está siendo satisfactoria y me ahorro no solo el tiempo de comprar y cocinar; sino también el de limpiar después la cocina. Y es que rascando horas al día es la única manera de conseguir llevar todo al día.



2. La noche anterior: Para ir a trabajar me estoy levantando sobre las 06:30 de la mañana; así que es imprescindible para mí dejar la mayor parte de las cosas listas para el día siguiente la noche anterior. Con esto me estoy refiriendo no solo a la ropa ( hasta la última prenda y accesorio que me vaya a poner). así como el bolso con todo dentro y los apuntes que necesite ese día para aprovechar el trayecto en transporte público.


3. Aprovechar los trayectos: Por la mañana es cuando más despejada estoy, así que lo que hago es estudiar en el metro mientras voy de camino al trabajo. No es una cantidad de tiempo muy grande, pero si la multiplicamos por los días de la semana y del mes arroja una suma nada desdeñable. Yo solo pienso en que el año pasado me faltó un acierto y me sobró un fallo en el supuesto práctico para pasar al tercer examen; así que si en el metro me estudio alguna de esas dos preguntas que me faltaron el año pasado, esos minutos que parece que no son nada resulta que tienen un valor inmenso.




4. Estudiar descansada: Esto trabajando no es nada fácil. Al principio y hasta que empecé a adaptarme al horario me costaba mucho rendir por la tarde, pero es cierto que el cuerpo se va adaptando. También es verdad que a medida que avanza la semana, pues las fuerzas van disminuyendo. Pero yo creo que lo he solventado bastante bien este tema. Si veo a las 8 de la tarde no me está cundiendo nada porque me vence el sueño, pues me voy a dormir y así puedo levantarme sobre las 4 de la mañana y estudiar un par de horas antes de ir a trabajar. La verdad es que cuando son las 8 de la mañana y ya has estudiado más de dos horas la sensación es maravillosa.


5. Pensamientos que ayudan mucho: Cuando empecé a trabajar como interina faltaban menos de dos meses para el examen; así que en los momentos de flaqueza lo que me digo a mí misma que solo tengo que aguantar un poco más, que ya va a pasar y que tengo que dar todo lo que pueda de mí misma en estos días. El sufrimiento es temporal, pero la plaza será para toda la vida.
También tiro mucho de mi lista de Cosas que haré cuando apruebe. Puede sonar algo pueril, pero a mí me llena de emoción visualizar que esas cosas están ya muy cerca de hacerse realidad y que mi esfuerzo diario las acerca cada vez más a mí.



Os deseo todo lo mejor a todos los que vais a examen el día 19 de Octubre. Mucho ánimo, guerrer@s.



Comentarios

  1. Desde luego la mejor manera de que cunda el tiempo y lo aprovechemos es con organización, y en eso tu eres toda una experta
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo tb soy interino ya llevo casi un año de A2 en mi comunidad y si se hace complicado compaginar con el estudio de las de AGE

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…