Mis últimos tips de motivación y productividad

Me apetecía mucho escribir esta entrada, porque la productividad y motivación son unos de mis temas favoritos y sobre los que no paro de ap...

Me apetecía mucho escribir esta entrada, porque la productividad y motivación son unos de mis temas favoritos y sobre los que no paro de aprender mediante lecturas y puestas en práctica en mi día a día.

Por eso hoy me ha parecido buena idea compartir con vosotros las últimas novedades porque lo cierto es que me está funcionando muy bien .

1. Recompensa inmediata: Hay ocasiones en las que aunque sepamos que la recompensa final sea muy prometedora, no somos capaces de motivarnos porque la vemos muy lejana. Así que resulta muy interesante buscar recompensas inmediatas para no desanimarnos durante el camino. Por ejemplo, a mí lo que más me cuesta en el gym es hacer cardio; así que se me ocurrió la idea de hacer bicicleta mientras leo. Es increíble el cambio que ha supuesto para mí, hasta hay algunos días que alargo la sesión de bici de los 45 minutos a los 60 con tal de pasar más tiempo leyendo. Y es que de esta forma estoy cumpliendo a la vez con dos de mis objetivos: hacer ejercicio y leer.


2. Trackers de hábitos: Los que llevéis leyéndome tiempo, sabréis que soy una defensora a ultranza de los hábitos. Y estoy tan convencida de su potente valor porque he podido comprobar que el crearse hábitos buenos es una herramienta poderosísima para llevar la vida que queremos y ser el tipo de personas que queremos ser sin estar obligándonos continuamente. Porque una vez que adquirimos un hábito somos capaces de mantenerlo a lo largo de nuestra vida, por muy adversas que sean las circunstancias.
Una manera muy sencilla (que no fácil) de implementar nuevos hábitos positivos es llevar a cabo un registro en forma de traker. Que no os asuste la palabra porque simplemente se trata de llevar a cabo un registro diario de los hábitos que queremos implementar en nuestra rutina diaria o semanal.
En mi caso, uno de los hábitos que quería que se convirtiera en diario en mi vida era el de leer. Siempre he amado leer y creo que me aporta muchísimo, supone un verdadero placer para mí. Lo que me ocurría es que no conseguía hacerlo a diario. Pero desde que que llevo el registro estoy siendo capaz de robarle momentos al día para disfrutar de este placer. Hay días que solo son 15 minutos, pero poco a poco me voy dando cuenta que de una forma mucho más natural que antes estoy encontrando el momento para leer.
Mi registro lo llevo a cabo en mi  planner estratégico de Máximo Potencial, pero en muchos blogs y canales de You Tube podréis descargar de forma gratuita plantillas para el vuestro o incluso confeccionarlo vosotros mismos de un modo más artesanal.




3. Es más sencillo añadir que eliminar. Me explico: a veces lo que queremos no es implementar un nuevo hábito positivo; sino que lo que queremos es eliminar uno nocivo o que no se ajusta a nuestro código de valores. En ese caso, es más sencillo incluir un nuevo hábito en nuestra rutina que coincida en el tiempo con ese hábito nocivo. Creo que con algunos ejemplos lo veréis mejor: si quieres dejar de comer chocolate para merendar, para tu cabeza es más fácil decir que vas a tomar una pieza de fruta para merendar que decir que le vas a quitar el chocolate. Nuestra mente percibe como una pérdida el no comer más chocolate aunque se trate de algo poco saludable para ti.
Para mí ha sido más fácil tomar menos café, contándole a mi cerebro que por la tarde voy a tomar una deliciosa infusión de cola de caballo o manzanilla. De esto modo mi cerebro interpreta que le estoy dando algo nuevo y no quitándole algo a lo que le tenía acostumbrado.

4. Lecturas motivadoras: Estoy terminado el libro Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una de Raphaëlle Giordano. No os desvelaré nada del libro porque es tan delicioso que espero que os  genere la suficiente curiosidad para que vayáis corriendo a buscarlo o pedirlo a Amazon. Tan solo os diré que el sábado por la mañana el cajero del metro se tragó mi tarjeta bancaria y me sorprendí a mí misma con la reacción tan natural, tranquila y racional que tuve. Imagínate lo que puede hacer este libro por ti.

5. Premios : Por lo mismo que comentaba en el punto 1, a veces nuestros objetivos se ven en un horizonte muy lejano. Pero podemos dividir nuestras metas en minimetas y concedernos un premio cada vez que alcancemos esa meta volante. Cuando soy capaz de cumplir mi plannig de la oposición y termino un bloque en el tiempo planeado me doy un caprichito en forma de algo mono de papelería . Lo que hago es pensarlo antes y así poder pensar en mi premio para emplearme a fondo en alcanzar esa meta volante.

6. LLuvia de ideas: Un ejercicio bastante sencillo e inspirador es confeccionar una lista con ideas relacionadas con cada uno de nuestros objetivos. Serán ideas que vayan en consonancia con el resultado que queremos obtener o con el tipo de persona en la que nos queremos convertir.Si realizas una lluvia de idea sobre la mejora de la productividad en el estudio de la oposición, puede que aparezcan ideas tales como buscar una biblioteca bonita para estudiar, levantarme cada día 5 minutos antes para lograr madrugar mucho y así conseguir algo de tiempo para ti, realizar simulacros de examen de forma semanal para ir viendo las mejoras, inventar nuevas formas de confeccionar tus apuntes para que te resulten más atractivos...

7. Dar un sentido a las tareas menos atractivas. Los opositores que estéis independizados sabréis que las tareas domésticas nos roban mucho tiempo de estudio. Pero es algo que inevitablemente hay que hacer; así que yo he encontrado la forma de no sentir que estoy perdiendo ese valioso tiempo en algo monótono y recurrente: escuchar podcast mientras limpio. Así el tiempo pasa rápido y siento que me estoy cultivando sobre temas que me interesan mientras hago esa tarea inevitable.

De verdad que deseo que pongáis en práctica alguno de estos tips porque os pueden devolver la alegría en vuestro día a día y llevaros a sentir que sois los jefes de vuestra vida.

No olvides visitar

0 comentarios

Dime lo que piensas