Los mejores de 2018

Pues voy a llegar por los pelos a contaros cuáles han sido los restaurantes en Madrid que más me han gustado durante este 2018 que se esfuma...

Pues voy a llegar por los pelos a contaros cuáles han sido los restaurantes en Madrid que más me han gustado durante este 2018 que se esfuma.
Como otros años, me sigo guiando por la conjunción de varios factores, como : materia prima, originalidad, relación calidad-precio, equilibrio de sabores, servicio y decoración.


1. Taberna La Raquetista: Tuve la suerte de compartir mesa y mantel, allá por el mes de junio, con tres amigas maravillosas en este pequeño y coqueto restaurante en la zona del Retiro (calle Doctor Castelo, 19). Tanto para conseguir sitio en la zona de barra, como para hacerte con una de sus cinco mesas de la zona de restaurante, vas a tener que echarle algo de paciencia y ganas. Aunque te prometo que la espera va a merecer la pena, con creces. Al mando de los fogones el chef Javier Aparicio. de sobra conocido junto a su hermano por otros milagros gastronómicos como La Cachivache o Salino.
Si vas, no puedes perder los torreznos de Soria, desgrasados y crujientes; los garbanzos con morcilla negra y foie; y el pastrami de parpatana de atún rojo, sin duda la focaccia con mayonesa japonesa que acompaña al atún no te dejará indiferente.
Precio: 40€



2.Fismuler: Hasta Chamberí tendrás que ir para traspasar la puerta de este impresionante restaurante, con unas dimensiones de escándalo y un estilo que podría definirse como nórdico-postindustrial pretendidamente desaliñado. Pese a sus dimensiones y la presencia del metal, la madera de algunas de sus mesas le da el toque perfecto para que no sea desangelado. En esta ocasión, tocaba celebrar el cumple de una amiga allí, y nos proporcionaron un agradable reservado con una mesa de mármol entre tres pareces desconchadas, de tal forma que parecía que estuviésemos en La Habana Vieja. 
En cuanto a la comida me sorprendió muchísimo que la carta viniera fechada, y es que la carta va cambiando cada día adaptándose a la disponibilidad de productos en el mercado.
No me voy a extender con los platos, pero los que a mí más me gustaron fueron : las lentejas salteadas con gamba roja y pancenta, el pichón con ensalada de pimientos y la tartaleta de frutos rojos.
El servicio es bueno, a pesar de que el restaurante siempre está muy lleno y te hacen sentir como en casa.
Precio: 40€.



3.Mikado. En la zona de Cuzco podemos encontrar el primer restaurante japonés de España. Este restaurante me gusta porque tanto en su decoración, al más puro estilo japonés tradicional, como en su carta ( la cual no han modificado prácticamente desde que comenzaran su andadura) se respira verdad. También me gusta porque el público que se congrega alrededor de sus mesas no son los típicos, ni mucho menos, que creen que la cocina nipona empieza y acaba en el sushi. Aunque claro que puedes tomar un sushi delicioso y auténtico en este lugar, pero la carta hace un recorrido por toda la cocina japonesa, con ensaladas, platos de carne, arroz y un sinfín de cosas más. En serio, si quieres conocer comida japonesa, tienes que ir.
Precio:35€


4.La Bien Aparecida: Perteneciente al grupo Cañadío, este restaurante situado en la Calle Jorge Juan, una de las más gastronómicas de la capital, nos propone un viaje a su Santander natal. Un restaurante elegante, a la vez que sencillo y sin pretensiones en su decoración, con varios ambientes y un trato inmejorable al cliente.
Si te gustan tanto como a mí no puedes perderte sus croquetas de lacón con huevo, cremosas, casi líquidas, delicadas y sabrosísimas. Las rabas también son un must de este templo gastronómico. Entre los principales podemos encontrar tanto carnes como pescados, generalmente en elaboraciones más o menos tradicionales ,pero con algunos guiños hacia algunas tendencias más novedosas. Hacía mucho tiempo que no tomaba una merluza en salsa verde tan espectacular. Como plato  más original: el filete ruso con canelón de setas y salsa de tomate casera.
Ya tengo ganas de volver a  probar su cocido montañés.
La carta de vinos es absolutamente maravillosa, algunos precios te dejarán pegado a la silla, pero también hay opciones para bolsillos menos privilegiados, como la botellita de Predicador que compartimos tan ricamente con la familia.
Precio: 60€

5.Lúbora: En la zona de Nuevos Ministerios-Santiago Bernabéu encontramos   este  restaurante del que ya os hablé hace tiempo aquí. Y tanto antes de pasarse a la moda del menú degustación, como ahora con su propuesta de tres menú de seis, ocho o diez platos, es un acierto pleno.
Confieso que iba yo un poco preocupada porque hacía tiempo que no me pasaba por allí y se trataba de una cena con un montón de amigos en la que, una vez más, yo había elegido el sitio. Esto a mí me carga un poquito de responsabilidad, porque mi intención es que a todo el mundo le gusta y quede contento. Y aquí se superaron con creces mis expectativas.
Todos tomamos el menú mediano (8 platos) que tiene un precio de 45€ sin bebida. La dinámica es la siguiente: todas las personas de la mesa tienen que pedir el mismo menú, esto no sé si es por ser una mesa muy grande o es así siempre, y no sabes lo que vas a comer: pero sí que te preguntan si tienes alguna alergia o intolerancia o simplemente si algo no te agrada. Esto creo que es importante remarcarlo porque todos tenemos esos amigos a los que les gusta todo, pero luego no les gusta nada (You know?).
El menú que nosotros degustamos constaba de: crema de zanahoria, chistorra y migas; crujiente de pan siciliano con aguacate y almogrote ( mojo con textura de paté elaborado a base de queso añejo típico de La Gomera, con un toque picante), cuscús israelí con guiso de ternera al curry y mermelada de ciruela, ensalada de sardina ahumada con queso mascarpone y albahaca, lubina de crema de apio-nabo y bilbaína de piquillo, gyoza de secreto, jarrete de ternera cocinado a baja temperatura con salsa de vino tinto, crema de guisantes y edamame y leche con galletas.
Para cuando llegó el jarrete yo ya estaba a punto de echar a rodar y eso que iba con bastante hambre, así que tal vez podáis pedir el menú corto.
En cuanto a los vinos a mí me encanta este restaurante porque cuentan entre sus seleccionados con un vino canario, concretamente de Lanzarote elaborado a partir de la uva de la variedad Listán Negro. Es un vino algo peculiar que ronda los 30€ la botella, así que no os arriesguéis, pero a  mí me parece un acierto total.

6.Cubiertos de Gloria: Si piensas que la cocida madrileña empieza y termina en el bocadillo de calamares, tienes que acercarte un día hasta La Latina y descubrir este maravilloso restaurante con un mobiliario súper especial, ubicado en la parte superior de lo que, a primera vista, podría parecer un lugar más de tapas de la zona.
Y una vez allí no te puedes ir sin pedir el carpaccio de manitas de cerdo, los callos a la madrileña con todo su morro, el crujiente de pulpo de roca y las alcachofas.
También tienen un cocido súper especial, sin perder la esencia pero poniendo su toque chic tanto en la presentación como en la elaboración. Vamos, que no es un sitio nada casposo, como dirían mis amigos de Microplán.






7. La Gastro by Chema Soler: En una de las últimas visitas de mi hermano, decidimos aprovechar el Menú del Restaurant Week y darnos un homenaje fraternal en este local situados detrás de la Gran Vía. Mi hermano y yo disfrutamos muchísimo comiendo, probando cosas nuevas y saboreando cada segundo que pasamos juntos. Y esta vez no iba a ser menos. No hubo ni un plato que fallara y por 25 € más una botella de vino de El Bierzo, me parece que fue un plan de 10.










Espero que el post os haya dado muchas ideas para que todas vuestras decisiones gastronómicas sean un éxito en este año 2019 que ya está casi entrando por la puerta.
No es por echarme flores, pero estos post tienen una currada impresionante: los que tenéis blog bien lo sabéis; así que espero que mi trabajo os ayude a muchos de vosotros.

Mañana muchos estaréis con la resaquilla, pero yo os tendré preparado un post sobre los tan traídos y llevados propósitos de Año Nuevo.

FELIZ AÑO 2019 y muchas gracias por estar otro año ahí detrás de la pantalla.




No olvides visitar

2 comentarios

  1. Hola Cris! Me encanta tu selección, algunos no los he probado asiq me lo apunto. Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. Un listado que me guardo para conocer, gracias por esta información.
    Un saludo
    Amanda

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas