Comer por un 1€ al día durante una semana

Hola #Opocompis y extraños, como algunos sabréis por mis redes sociales la semana pasada estuve intentado un reto que consiste en comer por ...

Hola #Opocompis y extraños, como algunos sabréis por mis redes sociales la semana pasada estuve intentado un reto que consiste en comer por 1€ al día; es decir comer durante una semana por 7€.

En realidad hay dos versiones de este reto: la primera, ir cada día a comprar con 1€ y comer ese día con lo que compres y la segunda, que es la que yo he intentado llevar a cabo, ya que la primera la veía imposible: hacer una compra de 7€ para toda la semana.

Si echáis un vistazo a You Tube podéis encontrar bastante contenido sobr este reto. De hecho yo misma he grabado material para animarme un poco más adelante en contarlo en ese formato. Pero la verdad es que ahora mismo con la oposición tan cerca no me da tiempo a editar el material.

La motivación que me ha llevado a intentar el reto ha sido la de experimentar un proceso interior de agradecimiento, autocontrol y valoración. En los últimos tiempos notaba que estaba quejándome mucho, no valorando suficientemente lo que tengo y no permitiéndome, de esa forma, disfrutar de ello. Por supuesto no me refiero solo a lo material, con esto quería ir más allá y tener presente que no solo pudo elegir (dentro de unos márgenes) lo que como porque puedo acceder a ello desde el punto de vista económico; sino también porque tengo la suerte de no padecer ninguna enfermedad que me limite ni tampoco soy alérgica ni intolerante a ningún tipo de alimento. Casi nada, ¿eh?.

El reto también contempla la posibilidad de que alguien pague o te invite a comer; así que también he querido experimentar con eso. Quedáos hasta el final porque os lo voy a contar todo.




Como veis por el ticket de compra, desde el primer día sabía que el reto no lo iba a superar porque la cantidad supera casi en un € el presupuesto del reto. Pero aún así decidí continuar; ya que me veía incapaz de  prescindir del café. También tengo que decir que había mirado previamente los precios de los alimentos que iba a comprar, pero que hubo tres (los garbanzos, la pasta y las espinacas) que no los había de la gama más baja. Con esos céntimos hubiera podido gastar 1,20€ y no pasarme del pr supuesto. 

Mi dieta se ha basado en : espinacas con garbanzos y tomate frito, macarrones con salchichas y tomate, garbanzos al ajillo con huevo frito, tortilla con salchichas y huevo frito con salchichas.  El desayuno ha sido siempre el mismo: café y tostada con aceite y sal. En el reto no entra ni el aceite ni la sal, con lo cual de eso podía disponer a mi antojo.




 ¿Lo más duro?

Creo que lo más duro ha sido no poder tomar fruta. Cuando llevaba como dos días ya sentía su carencia. Y es que es el primer allimento que tomó por la mañana, además del café. A veces también meriendo fruta, pero en ese momento no la echaba tanto de menos como por la mañana.Bueno, ya al final la echaba de menos a todas horas.
Los segundo más duro ha sido no poder tomar Coca-Cola Zero. Sí, soy lo peor, bebo Coca-Cola Zero a diario. 
Al hilo de esto quiero aclarar que el reto lo he realizado asegurándome antes mediante análisis que mi salud está en perfecto estado de revista.

¿El peor día?

El peor día sin duda fue el miércoles. Los miércoles tengo muchas horas de clase y ,claro, ni me podía llevar nada: ¿me iba a llevar un sándwich de tortilla o de salchichas? ; ni podía comprar nada, ni tan solo un café en la máquina de la academia. Además del hambre y el sueño que pasé me quise poner en la situación de una persona que no puediera permitirse comprar el café. Podía haberles comentado a mis compis que estaba realizando el reto, pero preferí buscar excusas como si no pudiera comprarlo y quisiera ocultárselo a mis compis. No es fácil, ya os lo digo, y tened en cuenta que era una situación hipotética, pero aún así pasé hasta nervios.

Por la tarde, mi amiga Consu me invitó a merendar. Ella sí sabía lo del reto y os tengo que decir que aún así me agobié un poco.Pero ¡ay cómo me supo ese sándwich!. Gracias amiga ;).



El jueves ya estaba medió resignada a que el litro de leche que tenía no me iba a durar toda la semana. Pero como el café era soluble sabía que me lo podía tomar disuelto en agua.

Las dudas serias me empezaron a invadir cuando me dice una amiga de Asturias que viene a Madrid y que vamos a quedar el grupito a comer el viernes. No sabía qué hacer, no quería romper el reto, pero me daba mucho apuro comentarlo. Finalmente decidí comentarlo y salieron voluntarias para pagar mi parte. Pobres mías qué iban a hacer. Comimos de menú en Ottica, al menos no les salió demasiado caro. Por cierto, este restaurante es precioso pero a mediodía solo dan menú, pero es un poco escaso y el día que estuvimos nosotras el servicio fue deficiente. 
La verdad es que estuve incómoda con no poder pagar en el restaurante. Suelo ser la que elige el vino y no quería hacerlo porque no podía dejar de pensar en que no lo pagaba yo. Y menos mal que solo había menú, porque en otro caso me hubiese pedido lo más barato de la carta.

Ya el mismo viernes por la mañana me quise poner en una situación extrema: fui a hacerme la manicura, pero el evento incluía desayuno. Aún así, decidí no comer ni beber nada, sólo agua. En ese caso quería experimentar cómo sería no poder comer algunos tipos de alimentos o, simplemente, hacer una dieta estricta. Os diré que no lo pasé bien. Igual por eso el menú del mediodía luego me pareció escaso.

El finde ya fue mejor. En primer lugar porque el sábado por la mañana me habían invitado a un taller sobre orden que, por suerte para mí, incluía desayuno. Me tomé un par de cafés y un pincho de tortilla  que me supieron a gloria.

A partir de ahí ya sabía que iba a resistir, aunque tuve que tomar el café con agua y me moría el sábado por la noche por tomarme un trocito de chocolate negro.

¿He pasado hambre?

No, hambre como tal no he pasado. Bueno, solo un poco el miércoles. Pero no se puede decir que haya pasado hambre, lo que sí me han apetecido muchas cosas que no he podido comer. Además de la fruta que os he comentado antes, el martes por la noche me quedé estudiando y me moría por tomarme una taza de cacao calentito con un par de galletas. 
Como información innecesaria os comentaré que de pequeña comía fatal (hasta que empecé a comer en el comedor del colegio) y solo quería cenar cola-cao  con galletas Mayuca (los que hayáis ido a EGB sabréis qué galletas son). 
Pues de aquellos tiempos me ha debido quedar la reminiscencia de tomarme por la noche, si me quedo un poco tarde, una taza de cacao ( ya estoy más refinada y he cambiado él cola-cao  por cacao puro)  y alguna galleta. Eso sí, siempre pseudo healthies. Esto también aplica si salgo por la noche.

Conclusiones
El reto no lo he cumplido porque me pasé del presupuesto, pero los objetivos que tenía con respecto al reto sí siento que los he logrado.  Esta  semana estoy disfrutando muchísimo el poder elegir lo que como y valorar de verdad no solo la comida; sino también mi salud y a mis amigas que no permitieron que me quedase sin salir a merendar o comer.
No está mal, ¿no?.









No olvides visitar

9 comentarios

  1. Enhorabuena. Con esta cantidad para 7 días me parece lo mismo 7 que 8 euros. Ya se ve que tiene que ser durísimo y que no puedes come nada sano ni de calidad. Gracias por compartir tu experiencia. Felicidades y muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuena Cris! Es un reto complicado de afrontar y de realizar y lo has hecho súper bien.

    ResponderEliminar
  3. Un reto es un objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta. Lo que tú has hecho es banal y una forma excelente de perder tiempo y energía en algo que no aporta nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te habrá aportado a ti, a mí sí que es lo que me interesaba de llevarlo a cabo

      Eliminar
  4. Qué pasada Cris! Enhorabuena por el súper reto que has hecho! Qué poco valor le damos a muchas cosas que otros no pueden disfrutar.
    Estoy segura de que con tu post muchos disfrutaremos más de estas pequeñas cosillas: como la cocacola! Yo soy igual que tú. O el café del miércoles! Pobrecilla!!
    Gracias por compartir esta experiencia con nosotros!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Menudo reto!!
    Enhorabuena por esa super constancia��

    ResponderEliminar
  6. Desde luego Cris que cuando leí el otro día lo que ibas a hacer me dije a mi mismo... imposible. Yo creo que no sería capaz de hacerlo. Juega mucho el estrés del trabajo, las costumbres del cafecito, el vending al lado del puesto de trabajo... uffff Mi enhorabuena si has conseguido sacar alguna conclusión positiva. Feliz Semana !!!

    ResponderEliminar
  7. Hola,

    A mí me parece un reto súper duro y más con la actividad que tienes tú de preparar una oposición. Enhorabuena por esa fuerza de voluntad!!

    ResponderEliminar
  8. Qué guay, tengo muchas ganas de hacerlo!! A ver si cuando me apañe y me organice para hacerlo en youtube porque ha encantado el trasfondo del reto. :) Muy guay tu post Cris!! Muchos besos
    @karimefarcug

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas