Ir al contenido principal

Mi experiencia en The Beauty Concept

¡Qué larguita se está haciendo la semana y más teniendo en cuenta que esta semana descanso el domingo!
Aún así, me apetecía mucho compartir con vosotros mi experiencia en  The Beauty Concept    (C/ Ortega y Gasset, 49) hace un par de semanas.
Me habían hablado bien de este centro y decidí pedir una cita porque notaba la piel del rostro con falta de hidratación. Anteriormente había acudido a otro centro a realizarme una higiene facial, pero no me gustó el trato de las personas que trabajan allí y; por eso, decidí probar en otro lugar. ¡Y cuánto me alegro ahora!.

El Centro de TBC  es un auténtico oasis de paz, con una decoración cuidadísima. Pero lo que realmente quiero destacar es la atención y el trato de las personas que te atienden. Debo reconocer que yo igual para esto soy un poco especialita, pero ni soporto el peloteo máximo tipo servilismo ni tampoco me gustan aquellos lugares en los que la política de marketing es tan agresiva que te hace estar tensa e incómoda. Aquí nada de eso. Y que vaya por delante que no se trata de ningún tipo de colaboración. En honor a la verdad me hicieron un descuento, pero nada que ver con las redes sociales. Fue porque iba recomendada por otra clienta.





La experiencia fue tan satisfactoria porque en ningún momento sientes que haya un tiempo determinado para tratarte y porque están súper atentas a lo que tú buscas. La prueba es que la primera pregunta, tras reliazar un breve cuestionario, es cuáles son tus objetivos, qué te ha llevado allí. 
Yo iba con mi idea clara en cuanto a la falta de hidratación y, si bien este diagnóstico se confirmó, la situación no era tan tremenda como me advirtieron en otro centro.
No hubiese pasado nada si así hubiese sido, porque es un hecho reciente el  plantearme cuidar mi piel con tratamientos de cabina. Antes,  más allá de algo esporádico no entraba en mis planes ( se nota que voy viendo los cuarenta asomarse).




Los tratamientos son personalizados para cada cliente, en función de las necesidades y objetivos. En mi caso este fue el que recomendaron:

Tratamiento Estético Facial Crush Kur de Babor

Consta de una cura intensiva de ampollas, en la que el núcleo del tratamiento consiste en la aplicación de dichas ampollas durante 20 minutos, en los que la piel ira absorbiendo   según el nivel de deshidratacióncon el objetivo de conseguir equilibrar el nivel hídrico de la piel. 

A continuación, aplicaremos un velo de colágeno para asegurarnos una correcta absorción, además de realizarnos una acción anti-aging.

Por último, finalizamos dicho tratamiento con un masaje personalizado y adecuado a las necesidades del cliente.

Además, este tratamiento es ideal como una preparación de la piel antes de iniciar cualquier otro tratamiento.

Objetivos:

• Regular los niveles hídricos y lipídicos de la piel
• Hidratar en profundidad
• Mantener una piel luminosa
• Evitar la pérdida de tono y firmeza del tejido
• Difuminar líneas de expresión

Duración: 

90 minutos

Precio:
130€

Mi agradecimiento a TBC por facilitarme todos los datos para publicar el post.Nos vemos pronto.

Comentarios

  1. Me encanta cuidarme y tus recomendaciones sobre buenos lugares para cuidarme me parecen top. Gracias Cris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece muchísimo la pena este lugar.Escápate allí en cuanto puedas

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…