El día que necesitaba reírme

¡Cuánto tiempo sin poder aparecer por el blog! Lo cierto es que es difícil a veces llegar a todo lo que una quiere y, sin remedio, se van de...

¡Cuánto tiempo sin poder aparecer por el blog! Lo cierto es que es difícil a veces llegar a todo lo que una quiere y, sin remedio, se van dejando cosas atrás. Pero ya me apetecía volver a contar cositas nuevas y este domingo lluvioso y frío ha resultado ser el momento perfecto.


Hace unos días pensaba en las cosas que me hacen bien, en esos momentos y actividades que me insuflan un soplo de aire fresco para continuar con la rutina con ilusión y motivación. Y sin lugar a dudas, una de esas cosas es  el pasar momentos agradables y distendidos con personas que me aporten.

Hace ya algunas semanas andaba yo “apagando fuegos” y sin ser capaz de llegar a todo por más que lo intentara (nada nuevo bajo el Sol). Llegué tarde al  Restaurante El Aliño     (C/ Rafael Calvo, 40)  y no precisamente relajada, pero decidí que ninguna obligación pendiente iba a enturbiarme una magnífica comida con tres mujeres  estupendas con las que compartí, además de un delicioso arroz  de mar con pescado y marisco y albóndigas de merluza y sepia en salsa verde, muchas risas. Y benditas risas esas que me sentaron cual momento spa físico y mental.




El restaurante me sorprendió por su precio, ya que es una zona en la que me hubiera esperado precios mucho más elevados.Cuentan con un menú por 17,90€ que incluye primero, segundo y postres con ocho opciones para cada plato  y del que también se puede disfrutar en horario de cena y los sábados.. Además si vais de mi parte y preferís comer o cenar de carta os realizarán un 20% de descuentos. ¿A que es genial?.



Además es un restaurante de comida clásica en el que enontraréis opciones para todos los gustos sin importar edades ni estilos. 


A mí me queda pendiente ir a desayunar porque por 2,80€ (vuelve a ser económico para la zona) tienes varias opciones de desayuno, como tostada, bizcocho, churros... acompañados con su café correspondiente.

Os deseo una semanita llena de delicias y buen rollo.


No olvides visitar

3 comentarios

  1. Buenísima tu recomendación, un restaurante de cocina tradicional

    ResponderEliminar
  2. Hola! he conocido por casualidad tu blog navegando por internet. Soy un opositor a TAC de 28 años, aunque en septiembre cumpliré 29. Llevo 9 meses con la oposición y de cara a la inminente convocatoria (en la que, siendo realista, tengo entre 0 y 1% de hacer algo decente) me están surgiendo muchísimas dudas y miedos. Tú sigues con esto de la oposición? Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Sí, lo dejé y volví pero no a TAC. El miedo y las dudas son normales, la cuestión es sobreponerse a ellos y pensar en dar lo mejor de uno mismo.
      Mucho ánimo.

      Un abrazo
      Cris

      Eliminar

Dime lo que piensas