Ir al contenido principal

No todo va a ser comer

 


Tanto comer y beber por los restaurantes y bares de Madrid y me doy cuenta de que no tengo mucha idea de la historia, las tradiciones y los sucesos que han acontecido por las calles de la villa.

Pero como todo tiene solución en esta vida, he decidido que en este 2018 voy a ponerme un poquito al día y voy a ir descubriendo lo que me ofrece mi Madrid. Esta ciudad que tan bien me ha tratado siempre y que se merece que yo también me ocupe un poquito de ella.


Por eso voy a  comenzar con una ruta por La Latina. ¡Madre mía! tantas veces mencionado el nombre de este barrio castizo y bullicioso de la capi y he venido a enterarme ahora de que le debe su nombre 

a Beatriz Galindo la Latina, una top cultureta de finales del siglo XV y principios del XVI. Si es que a las mujeres a poco que nos dejen, hacemos maravillas.


La ruta será este sábado 10 de febrero a las 19,00 hs saliendo desde el número 1 de la Calle Duque de Rivas  y por el módico precio de 15€ me empaparé de todos los secretos de este barrio durante 120 minutos y, además, como aquí también hemos venido a comer, la ruta incluye un vino tinto D.O. Rioja Crianza, un vino blanco D.O. Rueda, un refresco o una caña de cerveza (30 cl) un rulo de cabra sobre tomate deshidratado con piñones y mermelada, un pintxo de tortilla española con salsa casera especial o un zuccini relleno de camembert y espárragos verdes  en el local sito en el número 24 de la Cava Baja y de nombre Erre Que Erre.

Si os queréis unir a esta ruta solo tenéis que reservar e inscribiros a través de la siguiente dirección de correo electrónico: reservas@microplanmadrid.com o en el teléfono 695 97 29 37




Como seguro que se os ha hecho la boca agua con este pedazo de pintxos, os diré que Erre Que Erre es un magnífico proyecto de restauración que gracias a sus dos jóvenes fundadores  Roberto Lerma y Roberto García (de ahí el nombre) ha conseguido aunar innovación y tradición. También cuentan con otro local en Chamberí (C/ de Fuencarral, 145) que pronto cumplirá su primer año de vida.

En el Erre Que Erre La Latina (IG: @errequeerre_lalatina) su propuesta gastronómica incluye las raciones, pero su fuerte son los pintxos: grandes, sabrosos, con pan multiceral, de nueces o de pasas.

Su propuesta se completa con una cuidada selección de vinos, por  copa y botella en la que siguen apostando por la mezcla entre tradición e innovación.Además cuentan con vermús, destilados y recientemente han incorporado una variada selección de cocktails a su carta.

Para terminar con algo dulce, no hay que perderse su volcán de chocolate con helado de vainilla y el tiramisú 2.0 de fresa.

Y si todo esto te lo tomas rodeado de fotos con los elementos más representativos de Madrid, el plan no puede ser mejor.



 


Nos vemos en La Latina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…