Ir al contenido principal

Comer en Copenhague II


En este post vamos a continuar nuestro periplo gastronómico por la capital danesa que empezamos en un primer post

1. Café det vide hus: localizamos esta pequeña cafetería en uno de los paseos por las proximidades del hotel, concretamente al lado del famoso y céntrico parque de Kongens Have. La cafetería se ubica en la calle Gothersgade, en la acera contraria al parque. Local pequeño pero muy acogedor, ofrece cafés de comercio justo y una variedad de dulces caseros que van desde cookies hasta browniescupcakes… pasando por helados. Decidimos acercarnos a desayunar un día allí, y pedimos un par de capuccinos, un brownie y una cookie, estando todo delicioso. El precio: casi 20€ todo.



2. Palaeo: una grata sorpresa y,  junto con el StationGrill (ver primer post de Comer en Copenhage), uno de los sitios que más convencieron en relación calidad/precio a la hora de comer de todo el viaje. Recomendado en la guía Lonely Planetel local está situado en el barrio de Stroget, en pleno centro, y se trata de un sitio pequeño especializado en street food(wraps, sándwiches, ensaladas, zumos…). De tan pequeño que era, ciertamente no tenía ni aseos. Nosotros nos decidimos por los wraps ya que nos pareció muy original que en lugar de estar envueltos en una tortita de maíz estaban envueltos con tortilla; realmente muy ricos. Y el precio, bastante económico viendo el panorama: unos 22 por persona, incluyendo agua  y cafés.




3. Ba’sta’ds: para el día del cumpleaños de Oponoviohabía reservado previamente cena en este restaurante situado en el barrio Kobenhavn especializado en comida orgánica, aunque justo cuando fuimos era la semana de la cocina italiana en Copenhage, por lo que el menú que ofrecían eran un fusión de ambas. El menú cerrado incluía una rillette (paté) de aperitivo, gnocchis de entrante, seguidos de un principal de pechuga de pato salvaje en salsa de cerezas acompañados de raviolis y puré de calabaza, y finalmente panacota con helado de avellana de postre. La verdad que el pato en salsa estaba espectacular, así como el postre. Fue lo que más nos gustó. El menú salió en cierta medida económico siendo allí: 55€ por persona incluyendo las bebidas (botella de vino mediana (37,5 cly un par de copas de vino dulce para el postre).





4. 1105: la misma noche del cumpleaños, decidimos buscar un sitio en la guía para poder tomarnos una copilla después de la cena, y nos convenció probar en este local situado en el céntrico barrio de Stroget, cerca del hotel. El sitio, con luz tenue y decorado con colores oscuros, invita a disfrutar tranquilamente de un cóctel de su amplia carta tanto en los taburetes de barra como en los sofás. Muy recomendable. 



Y hasta aquí nuestra experiencia gastronómica por Copenhage, que esperamos os haya gustado. Hasta pronto Opocompis!

Comentarios

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…