Comer en Copenhague II

En este post vamos a continuar  nuestro periplo gastronómico por la capital danesa que empezamos en un  primer post 1.  Café  det   v...


En este post vamos a continuar nuestro periplo gastronómico por la capital danesa que empezamos en un primer post

1. Café det vide hus: localizamos esta pequeña cafetería en uno de los paseos por las proximidades del hotel, concretamente al lado del famoso y céntrico parque de Kongens Have. La cafetería se ubica en la calle Gothersgade, en la acera contraria al parque. Local pequeño pero muy acogedor, ofrece cafés de comercio justo y una variedad de dulces caseros que van desde cookies hasta browniescupcakes… pasando por helados. Decidimos acercarnos a desayunar un día allí, y pedimos un par de capuccinos, un brownie y una cookie, estando todo delicioso. El precio: casi 20€ todo.



2. Palaeo: una grata sorpresa y,  junto con el StationGrill (ver primer post de Comer en Copenhage), uno de los sitios que más convencieron en relación calidad/precio a la hora de comer de todo el viaje. Recomendado en la guía Lonely Planetel local está situado en el barrio de Stroget, en pleno centro, y se trata de un sitio pequeño especializado en street food(wraps, sándwiches, ensaladas, zumos…). De tan pequeño que era, ciertamente no tenía ni aseos. Nosotros nos decidimos por los wraps ya que nos pareció muy original que en lugar de estar envueltos en una tortita de maíz estaban envueltos con tortilla; realmente muy ricos. Y el precio, bastante económico viendo el panorama: unos 22 por persona, incluyendo agua  y cafés.




3. Ba’sta’ds: para el día del cumpleaños de Oponoviohabía reservado previamente cena en este restaurante situado en el barrio Kobenhavn especializado en comida orgánica, aunque justo cuando fuimos era la semana de la cocina italiana en Copenhage, por lo que el menú que ofrecían eran un fusión de ambas. El menú cerrado incluía una rillette (paté) de aperitivo, gnocchis de entrante, seguidos de un principal de pechuga de pato salvaje en salsa de cerezas acompañados de raviolis y puré de calabaza, y finalmente panacota con helado de avellana de postre. La verdad que el pato en salsa estaba espectacular, así como el postre. Fue lo que más nos gustó. El menú salió en cierta medida económico siendo allí: 55€ por persona incluyendo las bebidas (botella de vino mediana (37,5 cly un par de copas de vino dulce para el postre).





4. 1105: la misma noche del cumpleaños, decidimos buscar un sitio en la guía para poder tomarnos una copilla después de la cena, y nos convenció probar en este local situado en el céntrico barrio de Stroget, cerca del hotel. El sitio, con luz tenue y decorado con colores oscuros, invita a disfrutar tranquilamente de un cóctel de su amplia carta tanto en los taburetes de barra como en los sofás. Muy recomendable. 



Y hasta aquí nuestra experiencia gastronómica por Copenhage, que esperamos os haya gustado. Hasta pronto Opocompis!

No olvides visitar

0 comentarios

Dime lo que piensas