Ir al contenido principal

Organizarse mejor

A estas alturas todxs tenemos claro que una de las claves del éxito es organizarse mejor y cumplir así nuestros objetivos diarios.

1. Comer fuera. Que duda cabe de que tener que comprar, cocinar y recoger después conlleva una cantidad de energía y tiempo considerables, por eso es bueno comer al mediodía fuera al menos una vez a la semana. Existen distintas opciones como el menú diario de Queen Burger     (C/ Castiello de Jaca, 14)  súper completo, rico y a buen precio.
O también el riquísimo cocido madrileño que sirve los jueves     Taberna de Castellana       (Paseo de la Castellana, 117).



2. Permanente. Hacernos la manicura semipermanente también es una buena forma de emplear nuestro tiempo en lo que realmente importa. Con ello nos aseguramos una manicura impecable durante 10-15 días y, afortunadamente, existen establecimientos que realizan este servicio por un precio muy ajustado. Si echas la cuenta de lo que te gastas en esmaltes y productos varios para hacértela tú misma, la diferencia de dinero no es demasiada.

3. Servicios a domicilio. En las ciudades grandes  como Madrid,los desplazamientos son un agujero de tiempo importante. Por ello es súper productivo que vengan a hacernos algún servicio a casa, como clases de inglés, peluquería  o usar empresas de recados  (Glovo, Lola Market) para que nos traigan lo que necesitemos en un momento dado. 

4. Orden. El orden en nuestros objetos personales es un cambio cualitativo en nuestro camino hacia la productividad. Dedicar un fin de semana o lo que necesitemos a ordenar nuestra casa y después aprender a mantener ese orden, nos ayudará mucho a optimizar nuestro tiempo.Y si ya somos capaces de practicar el desapego, notaremos un alivio físico y mental enorme.
Os lo digo yo que vivo en 60 metros.



Comentarios

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…