Ir al contenido principal

Llámame superficial...

Conocernos a nosotros mismos es el más poderoso antídoto para no convertirnos en nuestro peor enemigo. Lo que ocurre es que en algunas ocasiones cuesta ser sincero con uno mismo e inventamos 1000 excusas para evitar reconocernos LA VERDAD.

Imagino que a estas alturas del post no entendéis nada, porque ni esto habla de superficialidad, ni de oposiciones ni de nada coherente.
Pues veamos si le doy un poco de forma y, sobre todo, fondo a esto.

Ayer me reconocí a mí misma que me siento bastante menos feliz tras haber cogido unos kilos (más de 5 y menos de 10) en el último año. Este reconocimiento me costó dormirme llorando anoche, pero contradictoriamente levantarme genial esta mañana. Es como si me hubiese sido revelada una verdad infinitamente valiosa, ya que ha sido como si le hubiese dado el estatus de problema que requiere de soluciones.

En sí misma la revelación no es valiosa, a no ser que vaya acompañada de actos que ayuden a eliminar o reducir el problema. Os podréis imaginar que en este año he intentado más de dos cosillas para librarme de lo que me sobra....sin ningún éxito.

No quiero ser temeraria ni obsesionarme con la cuestión (más de lo que ya lo estoy), pero echo mucho de menos mi cuerpo y quiero volver a sentirme así. Por ello, hoy he comenzado una suerte de diario en el que ir anotando lo que como y cómo me voy sintiendo en el proceso. En principio no voy a seguir ninguna dieta en concreto sino que simplemente voy a eliminar las miles de cosas que como y que bebo que sé que no debería comer ni beber.
En la primera hoja de este diario he escrito un decálogo (algo así como los 10 mandamientos para volver a la 36 jeje) que no deberé romper en ningún momento y el premio será volver a ponerme unos vaqueros que, por supuesto, a día de hoy están muy lejos de ser de mi talla.

Y como para toda meta hay que fijar una fecha límite, pues he pensado que con 15 semanas debería ser suficiente.
Llámame superficial, pero...

Comentarios

  1. Animo!! Yo desde que empece la opo engorde 5 kilos...de esos que ni estas gorda ni estas delgada, no tienes una talla definida, o te estan grandes o muy estrechitas!! A si que al pasar la semana santa....a dieta!!! No me esta resultando dificil pues llevo 2 semanas y he perdido un kilo y medio!! Eso si me he apuntado al gim y voy a naturhause que me esta ayudando muchisimo!! Me salto la dieta...los viernes noche y sabado!! Que hay que disfrutar de la vida y aun asi estoy adelgazando!!! Un beso primor y animooo

    ResponderEliminar
  2. Holaaa.La cosa va bastante mejor:voy al gym,controlo lo q como y los findes me paso igual que tú. Gracias por tu comentario,me ha servido .
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario

Entradas populares de este blog

GoKoan

Casi una semana desde que ha salido la lista de aprobados de la oposición y no ha podido ser. La verdad es que me ha dado mucha rabia porque en la primera parte he pasado el corte sobradamente , pero en el supuesto práctico me ha faltado un poquito. Este resultado me deja tranquila en el sentido de que refleja un buen trabajo por mi parte, pero también que me quedé corta practicando los supuestos y que algunos temas del bloque de personal y de gestión financiera hubieran necesitado una vuelta más.







Aunque he decidido que hasta septiembre no retomaré la preparación,  sí que le he estado dando vueltas a cómo quiero que sea la forma en la que lo voy a hacer. Sin ninguna duda lo que más tiempo me ha llevado durante la preparación del examen de este año ha sido la planificación de los repasos. Por eso quise buscar algún método de preparación que me facilitase este aspecto tan engorroso, pero que al mismo tiempo fuese fiable y estuviera basado en algún método probado. En mi búsqueda me topé…

5 hábitos que han cambiado mi vida

Hola de nuevo. Este mes me ha sido imposible pasarme con más frecuencia por aquí. Lo cierto es que me encanta escribir para el blog, pero también es verdad que no lo he priorizado en absoluto durante las últimas semanas. Y ello ha sido, en parte, por algunos nuevos hábitos que he introducido en mi rutina diaria y que me están aportando, de momento, buenos resultados.
Vamos a ello:

1. Yoga. Había llegado un punto en que me dolía la espalda casi a diario. No es que fuera un dolor insoportable, pero sí más frecuente de lo deseable. Hasta hace poco me limitaba a acudir a un centro para que me hicieran un masaje descontracturante. Y eso está genial, pero no me terminaba de solucionar el problema de un modo estable y duradero. Así que decidí probar con el yoga. No acudo a clases, simplemente estoy probando a aprender por mi cuenta a través de los muchos canales de esta temática que hay en You Tube. Los resultados están siendo buenísimos y el tiempo que empleo no siento que lo pierda en absol…

El verano de mi vida

Se termina el mes de julio en unos minutos y yo vengo a compartir con vosotros que este está siendo un verano muy top para mí. Sí, lo sé, estoy encerrada en el OpoZulo y con el examen a la vuelta de la esquina como quien dice; pero yo estoy muy contenta. Ya desde antes de ir de viaje a Nueva York estaba súper concienciada de que era lo que tocaba, pero no por obligación; sino porque era lo que yo había elegido y me sentía muy satisfecha con mi decisión.

Bien es verdad que desde hace una semana el panorama ha cambiado bastante porque el miércoles pasado me comunicaron que había sido seleccionada como funcionaria interina y yo he dicho que sí. Me sorprendo a mí misma cuando digo en voz alta que no me costó tomar la decisión, simplemente sentí que era lo correcto. Puede sonar extraño, pero fue así.



Evidentemente no obvio que va a ser más difícil compatibilizar el trabajo con el estudio. Por eso estas últimas semanas de opositora a tiempo completo las estoy intentando aprovechar al máximo…